Qué ver en Tallin en 1 día

Leave a comment Standard

Llegamos a la estación de Riga muy temprano porque nuestro autobús hacia Tallin salía a las 8 de la mañana. Descansamos todo el trayecto (son también casi 300 kilómetros entre Riga y Tallin) y viajamos siempre con la compañía de autobuses Ecolines de la que les hablé en mi post anterior sobre Riga

Día perfecto en Tallin

Mi recorrido por los Países bálticos finaliza en Tallin, ciudad en la que estuve durante un día entero. Su centro histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1997 puede recorrerse tranquilamente a pie y te enamorará de sus murallas, torres y el aire medieval que se respira en cada uno de sus rincones. A continuación les presento los lugares imprescindibles de no perderse cuando visiten Tallin!

Murales en la estación de autobíses de Tallin
Casas típicas de Tallin por la carretera
Estación de autobuses

Plaza del Ayuntamiento

La Raekoja plats (Plaza del Ayuntamiento) se ubica en el corazón de la ciudad de Tallin y es uno de los lugares más bonitos y con más vida en la ciudad. La estrella principal en esta plaza es el Ayuntamiento construido en el año 1404, de estilo gótico y con una torre de 64 metros de alto de donde se tienen una de las mejores vistas de la ciudad: 

La Plaza ya cayendo la noche y sin tantos turistas

Pegadito a la Plaza del Ayuntamiento encontramos el restaurante Olde Hansa famoso por servir sus platillos en un ambiente totalmente medieval (no hay luz elétrica, sino veladoras y los utensillos son de madera y sus camareros están vestidos con ropa del medioevo). Sus precios son un poco elevados y no son el tipo de restaurantes que acostumbro visitar cuando viajo pero vale la pena de vez en cuando de probar algo diferente.

Mi mejor consejo es caminar por las callecitas del centro histórico sin prisas ni preocupaciones y disfrutar y descubrir por ustedes mismos muchos de los rincones que ofrece esta bellísima ciudad y que no salen en las guías de viaje:

Una mamá tomando esta foto graciosa con sus hijos! Nos parecemos, aunque mis hijos ya están hartos de tanto posar

Sus Murallas

Tallin es conocida por sus bellísimas murallas. Con una longitud de casi 2 kilómetros, muchas de ellas fueron dañadas durante la II Guerra Mundial y de las 35 originales quedan 25, muy bien cuidadas y conservadas. Su característica particular es su tejado en forma de cono en color rojo:

Iglesia de San Olaf

Esta iglesia (llamada en estonio Oleviste kirik) fue construida entre los siglos XII y XIII. No tiene un interior particularmente bello comparándolo con otras iglesias de Europa, pero te recompensará con una subida a su campanario (alto 124 metros) donde se tienen vistas fabulosas sobre la ciudad.

Las estatuas de monje eran lo mejor

Mirador Patkuli

El mejor mirador de la ciudad (y además gratuito) es el de Patkuli, ubicado en la parte norte de Toompea, siempre en el centro histórico. La vista desde ahí es maravillosa , con el mar báltico de fondo que me hizo suspirar más de una vez.

Catedral de Alexander Nevsky

Después de bajar del mirador Patkuli, llegamos a la bella Catedral de Alexander Nevsky (que no se parece a su homónima en Sofía, ya que ésta última es más grande y con las cúpulas en color dorado). Esta hermosa catedral ortodoxa, construida entre 1894 y 1900 cuando el país formaba parte del imperio ruso, fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1997. Los estonios la consideraban como un monumento de la dominación rusa por lo que algunas autoridades ordenaron su demolición varias veces. Afortunadamente eso nunca pasó y hoy es uno de los monumentos mejor conservados y que vale la pena visitar en Tallin.

Jardín del Gobernador

A pocos pasos de la Catedral encontramos este enorme y bellísimo parque llamado Jardín del Gobernador. Me senté un ratito en una de sus bancas y pude contemplar también el bastión Hermann. Este jardín era el lugar de reposo del gobernador, la máxima figura que “reinó” los países bajo el imperio ruso.

Calle y Puerta Viru

La Puerta Viru, que impresiona con sus dos enormes torres medievales de tejado rojo data del siglo XIV y es una de la murallas más antiguas que se conservan en Tallin.

Al cruzar la puerta te encontrarás con la calle Viru, la más comercial de la ciudad, llena de tiendas de souvnirs y restaurantes, mismas que te llevan hasta la Plaza del Ayuntamiento y donde nacen muchas de las rutas que te llevan a otros rincones emblemáticos de Tallin.

Dónde dormir en Tallin

Yo me hospedé en el The Knight Hostel que está en pleno corazón de Tallin. Sus habitaciones son amplias y con lo necesario para dormir tranquilamente después de un largo día caminando! El precio por noche incluye el desayuno y Wi-Fi gratis

Ventana de mi habitación

Con este recorrido termina mi aventura por los países bálticos. Cada una de las capitales me dejó un gran sabor de boca, cada una de ellas tiene sus encantos y características que las hacen únicas. Quieren saber cuál me gustó más? en gustos se rompen géneros pero yo me quedo con Riga, aunque cualquiera de las tres ciudades te roba el corazón y una gran sonrisa. Por ahora me despido. Ya mañana les platicaré cómo me fue en mi destino final en este hermoso viaje de verano 2019: Helsinki.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s