Qué ver en Helsinki en dos días

Comments 4 Standard

El viaje de este verano 2019 terminó en Helsinki y les confieso que tuve un poco de nostalgia cuando tomé el ferry de Tallin a la capital de Finlandia (no quería que este viaje terminara o al menos, no tan rápido!). Helsinki es una ciudad muy bonita y los lugares de interés se concentran a muy poca distancia entre unos y otros así que en un día se pueden ver los monumentos y sitios principales que ofrece la ciudad (aunque yo, por quererme tomar las cosas con más tranquilidad, estuve dos días).

La bella Catedral de Helsinki

Antes de iniciar este post quiero decirles que la vida en Helsinki es carísima. Por ponerles un ejemplo: el boleto del tranvía que me llevaría del puerto de Helsinki al centro de la ciudad me costó €2.80. La ciudad está dividida en zonas si quieres viajar (A,B,C,D). El boleto que adquirí cubría las zonas A y B (mi hotel estaba en la zona A). Es muy raro que suban los controladores de boletos, pero no está de más comprar los mismos antes de subir a cualquier medio de transporte porque de no tener suerte, te agarras una multa de €80 que para qué te cuento! Así que vale más prevenir que lamentar.

Bueno, les platico que madrugué en Tallin ya que el barco hacia Helsinki salía a las 6:00 de la mañana:

Amanecer en el barco
Terminal de barcos en Tallin donde tomamos el ferry para Helsinki

La compañía de barco con la que viajé se llama Eckerö Line. Pagué 20 euros (sólo ida ya que mi regreso a Roma sería en avión ) así que el costo del boleto no se me hizo tan caro. El trayecto duró un poco más de dos horas y el barco ofrecía todas las comodidades (varios bares, 1 restaurante, tiendas de souvenirs y hasta un casino!)

Amanecer durante la travesía de Tallin a Helsinki

Conociendo Helsinki

El unicornio arriba de la placa con el nombre de la calle me encantó!

Ahora sí, empezamos!

Catedral de Helsinki

La Catedral luterana de Helsinki es una parada imprescindible en tu visita a la ciudad. Su enorme cúpula verde se puede ver desde diversos puntos de Helsinki y es, sin duda, el edificio más emblemático de la capital finlandesa. Su exterior es neoclásico y está elevada sobre unas escaleras que hacen resaltar aún más su belleza. El interior no es muy vistoso o llamativo, así que si no tienes mucho tiempo, es mejor no entrar.

Si tienes la oportunidad de visitar la ciudad en épocas decembrinas (les confieso que yo no podría porque no me gusta el frío!) justo en la Plaza donde se encuentra la Catedral se instala un mercado de navidad lleno de puestos de madera donde venden artículos de todo tipo y comida típica de la región en un ambiente único! (sólo como el que la época de navidad puede ofrecer!).

Otra buena opción (esta vale para cualquier época del año) para conocer los lugares más interesantes de la ciudad es reservar un tour gratis con guía en español y que empieza, precisamente, en esta plaza.

Catedral Uspenski

A cinco minutos andando de la Catedral de Helsinki se llega fácilmente a la Catedral Ortodoxa de Uspenski. A mí me pareció bellísima y de hecho es la Catedral Ortodoxa más grande de Europa Occidental. Su fachada de ladrillo en color rojo decorada con cúpulas doradas bien podría estar en cualquier ciudad de Rusia: ¡a mí me encantó!.

Horarios de visita: de martes a viernes de 9:30h a 16h. Sábados de 9:30h a 14h y domingos de 12h a 15h.

Interior de la Catedral

Plaza del mercado

Otro de los lugares que no debes perderte por su autenticidad es la Plaza del Mercado.

De aquí salen los ferrys a varias de las Islas de Helsinki que es una de las actividades que recomiendo ampliamente.

Yo quedé fascinada con este mercado, lleno de gente y de puestos de comida que desprendían unos olores tan deliciosos, que te llamaban a adelantar la hora del almuerzo (no resistí y me puse a comer a las 11:30 de la mañana! ay de mí!)

Mariscos típicos de Finlandia y su respectiva cerveza finlandesa!

Parlamento de Finlandia

El nombre en finlandés de este importante edificio donde se reúne el parlamento es Eduskuntatalo. Su fachada fue diseñada en el estilo clásico de los 1920’s y está hecha con granito en color rojizo. Tiene catorce columnas en estilo corintio. Muchos de los funcionarios de nuestros países deberían aprender a tomar algunas de las decisiones que toma este Parlamento pues en varias ocasiones Finlandia ha sido nombrado como el país más feliz del mundo. Aunque no se permite la entrada a turistas o personas ajenas al parlamento, vale la pena admirarlo por fuera.

Placa que conmemora los 100 años de la democracia en Finlandia . Al fondo se observa el Palacio del Parlamento

Parque Sibelius

En el distrito de Töölö, un poco alejado del centro, hay un parque en honor al compositor y violinista finlandés Jean Sibelius. Este compositor fue muy admirado en todo el país ya que su música llegó en un momento clave para rescatar la cultura nacional y así poder independizarse del Imperio Ruso.

El lugar más destacado de este parque es la escultura formada por 580 tubos de acero que, cuando sopla el viento, realiza un sonido musical.

Escultura en honor al compositor
Aguas del Mar Báltico a unos pasos del Parque Sibelius

El Mercado Antigüo o Vanha Kauppahalli

Vanha Kauppahalli o el antiguo mercado, está situado muy cerca de la Plaza del Mercado y es otro de los lugares que debes visitar en Helsinki. Al interior de su edificio (de ladrillos color rojo, blanco y amarillo) puedes encontrar puestos de auténticas delicias finladesas como chocolates, embutidos, pescados y hasta carne de reno.

Fachada principal del mercado

Así lucía el mercado en los años 70’s. Foto tomada de uno de los puestecitos de comida
Algunos productos típicos de Finlandia al interior del mercado

Tour en barca por las islas y canales de Helsinki

La ciudad de Helsinki está rodeada de varias islitas, y sin duda las más visitadas son las que forman la fortaleza de Suomenlinna, construida en 1748 y declarada Patrimonio de la Unesco. Esta fortificación se creó para repeler los ataques de la marina Rusia Imperial, pero finalmente en 1809 la ocupación rusa fue una realidad. Un siglo más tarde, en 1917, Finlandia obtuvo su independencia. Ahora el lugar ya no tiene connotación militar y viven alrededor de 500 personas.

Para llegar a la fortaleza, situada a 2 kilómetros del puerto de Helsinki, puedes tomar el ferry o el autobús acuático JT-Line, que parten desde la Plaza del Mercado. En mi caso recomiendo el tour que tomé con Helsinki Sightseeing a través de Get Your Guide que tiene una duración de 90 minutos a un costo de 25 euros. Vale mucho la pena!

Mi barco se llamaba “Sofía”
Recorrido del barco en este tour
No se ve pero yo estaba feliz, feliz, feliz!
Vista del Mercado antigüo desde el barco

Dónde hospedarse en Helsinki

Como comentaba al inicio de mi post, Helsinki no es una ciudad cara sino carísima!. La oferta de hospedaje es variada y en mi caso, no quise gastarme una fortuna en hotel así que opté por un excelente hostal ubicado en pleno corazón de Helsinki. Se llama The Yard Hostel y lo administran unas chicas súper simpáticas que te dan siempre una mano en todo lo que necesites. El precio por noche (alrededor de 60 euros) incluye desayuno y Wi-Fi gratuito.

Rincones cerca de la Catedral

Estación Rautatientori

Es la principal estación de ferrocarril (y de donde tomé el tren que me llevaría al aeropuerto). Este bello edificio, estilo Art Nouveau, entró en servicio en 1919 y fue elegido por la cadena BBC como una de las estaciones de tren más bonitas del mundo.

La estación está formada por un gran edificio de ladrillos color marrón y detalles en color verde, en el que destaca su alta torre del reloj y las 4 estatuas enormes que te dan la bienvenida.

Interior de la estación
Uno de los tantos trenes que te llevan al aeropuerto

Fin del viaje

Y aquí termina el viaje de verano 2019! Visité prácticamente las capitales de 4 países en 5 días. Estos países fueron Estonia, Letonia y Lituania más Finlandia. Ha sido un viaje muy lindo pero también muy cansado, con recuerdos que llevaré siempre en mi memoria.